• mayo 22, 2022

Maya de Rodt: “Lo que me define como artista es la alegría de lo lúdico”

Por María Paz Barrales

“Siento el arte como una expresión del alma, canal de la energía creativa. El arte nos hace libres, nos sana, nos mueve y nos hace vibrar, porque la creación es evolución y movimiento constante». Esta frase manifiesta la pasión que siente Maya de Rodt, quien en 2015 decidió dedicar todo su tiempo a la pintura. En su obra, la pintora integra su pasión por el color y la libertad de la forma, con lugares de Chile que han marcado su memoria.

Su obra se caracteriza por incorporar libremente espacios, pueblos, ciudades y paisajes, todos, combinados con materiales y técnicas mixtas, para lograr mayor variedad de texturas, formas y colores.

En una colorida conversación, entrevistamos a Maya de Rodt:

 

¿Cómo comenzó tu pasión por el arte?

Durante mi infancia, ya pintaba junto a mi mamá y ambas participábamos de cursos de pintura figurativa al óleo; posteriormente, conocí el acrílico y me encantaron las diversas técnicas que se pueden realizar con este material, como por ejemplo, trabajar con capas, texturas, veladuras; también permite incluir otros materiales como carboncillos, pastel seco, acuarela, collage con papeles, entre otros.

¿Qué es lo que más te define como artista?

Creo que lo que me define como artista es la alegría de lo lúdico, el disfrutar de la pintura como si estuviera todo el tiempo jugando a integrar mi pasión por el color con la libertad de la forma y, en este juego, ir construyendo un nuevo mundo, ya sean paisajes rurales, urbanos o simplemente espacios libres de toda lógica, donde una puerta o una ventana son la llave a un mundo desconocido, pero a la vez mágico y acogedor.

 

¿Cuáles han sido las obras más importantes a nivel personal que has pintado?

A nivel personal, la primera es una cruz de tres metros que pinté para el “Camino siete palabras”. Es un recorrido inclusivo que cuenta con una rampa para que todas las personas puedan subir a la Virgen en el cerro San Cristóbal. Este camino es guiado por siete cruces pintadas por grandes artistas chilenos que representan las siete frases de Jesús en la Cruz.

La segunda obra, también, es una cruz, pero a diferencia de la otra esta era de siete metros. La pinté en el proyecto “Cruces de las virtudes”, donde seis artistas chilenos y extranjeros trabajamos pintando estas tres grandes cruces para la venida del Papa a Chile. Actualmente, estas hermosas cruces se encuentran en el santuario del Padre Hurtado.

¿De qué manera ves el futuro de los artistas emergentes en nuestro país?

Siento que cada vez hay más espacio para los artistas emergentes. Ha surgido un mayor interés en el público por encontrar artistas nuevos y las redes sociales han ayudado en ese sentido, lo que ha llevado a que se abran nuevos espacios, más cercanos al público para que todos puedan disfrutar y acceder al arte.

Para más información:
Instagram:  @mayaderodt.arte
Facebook: Maya de Rodt
Mail: mayaderodt@gmail.com
Espacios de exposición: Manifiesto Gallery, Premium art Gallery, Galleria Arte marco, Artefactory, Tribu 21, Arte Nativo, Las Ureta art.

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

La pintura figurativa de Guillermo Lorca

Read Next

Rodrigo Guendelman, un verdadero adicto a la ciudad de Santiago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *