• mayo 22, 2022

Yayo López, fotógrafo – Una representación de la diversidad

Por María Alejandra Troncoso

 

Destacado contenidos:

Yayo López: Muestra basada en retratos fotográficos de mujeres de distintos ámbitos sociales y geográficos de Perú.

 

Así podemos entender la exposición del fotógrafo, periodista y artista visual, Yayo López, quien nació en Lima, Perú, hace 57 años. Su exposición “Belleza Peruana”, que se ha exhibido también en Perú y Estados Unidos, nos permite ver una noción distinta de la belleza, de una manera artística donde miradas y posiciones, así como una cuidada iluminación y los colores del entorno, nos atraen intensamente.

Actualmente es posible visitar esta muestra de manera gratuita en la Corporación Cultural de Lo Barnechea.

 

 

Conversamos con el artista, quien nos habló de su trayectoria y del significado de esta exposición en particular, basada en retratos fotográficos de mujeres de distintos ámbitos sociales y geográficos de gran parte del Perú, que bien podría reflejar las diferencias entre mujeres en otros lugares del mundo.

 

¿Cómo defines Belleza Peruana?

Es una exhibición itinerante y evolutiva, una representación de la diversidad cultural femenina de un país a través del retrato fotográfico de mujeres desde su lugar de origen, su cultura, su entorno y su vida. Cada una de ellas nos cuenta su historia particular.

La serie en su conjunto no habla de la riqueza de la diversidad, y reflexiona sobre los conceptos de belleza y dominación

 

 

¿Podría existir una Belleza Latinoamericana?

Sin ningún problema, pues la serie de retratos busca diversificar las nociones de belleza que definen la manera de vernos y valorarnos en esta parte del continente.

 

¿Cómo fue tu evolución desde la fotografía de la moda hacia lo que podemos ver hoy en Belleza Peruana? Y ¿qué esperas que vean las personas?

En realidad empecé haciendo fotografía documental y retratos en una editorial, generalmente para una revista de gran circulación llamada Somos. Cuando la editorial logró un contrato para publicar catálogos de moda como Falabella me llamaron para trabajar en el proyecto. Ya como independiente trabajé en esa industria durante 15 años para diferentes marcas.

Esos años fueron una lucha constante con los estereotipos y modelos de belleza occidentales. En un país tan diverso y escindido como el Perú, el racismo es un problema grave que atraviesa a toda la sociedad, es solapado, se esconde y normaliza.

El resultado son las mismas imágenes que nos bombardean por todos lados; avisos, publicidad, revistas y TV son cómplices de una sociedad que genera una jerarquía que evidencia un sistema de valoración que se basa en ciertas características físicas y culturales. Promocionan estándares de belleza inalcanzables. Pienso que es una forma de violencia psicológica de género.

 

 

¿Cómo defines tu obra?

Desde mis comienzos siempre he estado vinculado con las artes visuales y escénicas haciendo instalaciones o iluminación, y aprendí de toda esa experiencia, a respetar y abrazar los procesos. Eso me hace pensar que uno no define su obra, al contrario tus obras van encontrando su definición por sí mismas y la mayoría de veces, uno mismo es el primer sorprendido de los resultados.

 

¿Cómo encuentras al personaje que quieres retratar?

En el caso de Belleza Peruana, por lo general son encuentros casuales, muchas veces trabajando en otros proyectos y otras viajando expresamente  a un lugar o alguna celebración específica para provocar esos encuentros. Ciertos rasgos y algún brillo en la mirada son los detonantes de un interruptor interno que salta y me lleva como resorte a conversar con la persona y tímidamente pedirle me permita retratarla.

 

 

¿Cómo ves tu audiencia de Perú y de Chile, son diferentes, o tu lenguaje es transversal?

Me parece que es transversal con algunas diferencias. Si hablamos de feminismo y diversidad en el Perú hemos avanzado algo con el tema de la diversidad, pero muy poco con la igualdad de género. En Chile me parece que es al revés.

 

 

¿Cuáles son tus proyectos futuros?

Por ahora, Belleza Peruana está creciendo en su itinerancia. Estoy complacido que una versión se exhiba actualmente en Ayacucho al norte de Cusco, mientras que hay una versión en Estados Unidos a la espera de un espacio en galería y otra versión para espacios públicos externos en Francia que se acaba de presentar en el Jardin Public de Bordeaux. Espero que luego de Lo Barnechea, la muestra pueda ir a algún lugar del sur de Chile como Chiloé.  Mientras tanto el proyecto evoluciona con nuevos retratos, ahora que hay más información sobre el covid y menos temor a sacarse la mascarilla.

www.yayolopez.com

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

Teresa Mujica Cerveró, artista: “Me inspiran los rostros, las miradas, las situaciones cotidianas, sacarlas de contexto y plasmarlas”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *