• mayo 22, 2022

Grazielle Freitas, decoradora: “Que un antiguo cliente vuelva y quiera que uno lo acompañe en un nuevo proyecto, para mi es muy satisfactorio”

Por María Alejandra Troncoso

 

Destacado contenido: Pienso que la atemporalidad es parte de ese sello que buscamos dejar.

 

Con un estilo que refleja su país de origen, Brasil, la decoradora  Grazielle Freitas, valoriza los elementos naturales, como ella misma explica. “Pienso que la mezcla de texturas y materiales aporta mucho. La madera, presente en los muebles y también en el recubrimientos de muros y cielos, piedras y fibras naturales y la fotografía son generalmente elementos infaltables en mis proyectos”. Conversamos acerca de su proceso de creación que va desde la arquitectura, el diseño de muebles, pasando por la iluminación y la ambientación, que destaca por ser colaborativo e interactivo, para que “superen las expectativas de nuestros clientes”, enfatiza.

 

 

¿De dónde surge tu pasión por el interiorismo?

Estudiaba Arquitectura en Brasil y trabajé en una oficina que una de sus áreas era la “Arquitectura de Interiores”, lo que es muy común por allá. Ese fue mi primer acercamiento y me pareció muy interesante poder ser parte de un proceso completo junto al cliente. Partíamos con el proyecto Arquitectónico hasta llegar al diseño de mobiliario, iluminación, composición decorativa, entre otros. Era un largo trayecto, pero muy dinámico, que te hacía pasar de una escala macro como lo es la Arquitectura, al detalle en el Diseño de Interiores, que despertó mi mayor interés.

 

¿Cómo ha evolucionado tu trabajo y tu relación con el cliente?

Ha sido un largo camino en el que se aprende todos los días. Es un rubro que ha crecido mucho los últimos años y como profesional, eso nos exige estar siempre abiertos a las novedades, a aprender y también a “desaprender” ciertos parámetros o maneras de ver el diseño, porque mucho ha cambiado. Reconozco que en cuánto a los temas técnicos, es una evolución permanente. Pero lo que más he aprendido es la importancia de la relación con el cliente, cómo  fomentar la confianza, escuchar e interpretar sus expectativas para que la relación sea duradera. Que un antiguo cliente vuelva y quiera que uno lo acompañe en un nuevo proyecto, para mi es muy satisfactorio.

 

Nos gusta que el cliente se vea en su proyecto, se identifique en él y lo disfrute/viva por un largo tiempo. Pienso que la atemporalidad es parte de ese sello que buscamos dejar.

Mi papel es sacarle el mejor partido al ambiente proyectado, haciendo el mejor uso de la luz, con materiales nobles, y generando una distribución adecuada, con mobiliario de calidad y bien pensado  para cada espacio. Con esa buena base, que termina siendo mi sello, vienen los elementos que componen esa identidad, toques de color, fotografías, obras de arte y siempre, vegetación.

 

 

¿ Cómo ves el interiorismo de Chile?

Ha evolucionado rápidamente. Hoy hay varias oficinas de Interiorismo con propuestas muy interesantes y con sello propio. Llevo ya 10 años trabajando en Chile y noto que el chileno tiene mayor interés por el diseño y por mejorar la forma como vive los espacios.

La pandemia sin duda también ha hecho que muchos nos preguntemos si realmente le damos la real importancia a la calidad de nuestros espacios y que estemos más conscientes de cómo eso nos puede afectar en el día día. Hoy veo al cliente mucho más “empoderado” de su casa y con una nueva perspectiva del papel del hogar en su vida, muy interesante y desafiante, como profesional, porque nos pide tener nuevas herramientas que nos acerquen a los deseos del usuario, no solamente de una manera técnica, sino que mucho más emocional.

 

Identidad del diseño en Brasil

“El interiorismo está marcado por la fluidez de los ambientes. No hay una línea rígida en la transición del espacio interior al exterior. La distribución más libre del lay out y la presencia determinante de la vegetación interior hace que todo se vea más espontáneo. El clima favorece bastante, además de ser un país no sísmico, que también permite tener mayores superficies libres sin grandes exigencias estructurales.  Me llama la atención todavía ver anuncios de inmuebles locales que destacan como positiva la separación de los ambientes, como living y comedor, por ejemplo. En mi percepción podemos vivir mejor en ambientes menos fragmentados y más flexibles”.

“También valoran mucho la artesanía local, los materiales naturales y de diseñadores locales. Su presencia en los proyectos es parte del sello, aportan carácter, color y le dan sentido a  muchas propuestas”.

 

 

¿Cuáles serían los must de la decoración hoy?

Siempre he valorizado los elementos naturales y pienso que la mezcla de texturas y materiales aporta mucho al espacio. Primero hay que pensar en qué tipo de ambiente te sientes más a gusto y si te identificas o no con los elementos que ya tienes. La memoria afectiva juega bastante en ese momento y darle destaque a objetos /elementos decorativos que tienen un sentido para ti, puede aportar carácter al hogar. Composiciones de cuadros y el uso de otros elementos tridimensionales en los muros, como platos y/o esculturas son una buena alternativa al momento de componer un ambiente.

Invertir en una buena iluminación y aprovechar la iluminación natural hacen la diferencia en cómo te vas a sentir en un determinado ambiente y ayudarán a valorizar los elementos decorativos que tengas. Iluminación puntual y dirigible para destacar cuadros y objetos y el uso de dimmer para regular la intensidad de la luz ayudan a crear diferentes escenarios y hace que el espacio sea más atractivo.

Las alfombras ayudan a componer el espacio, dando calidez y también color y textura. Lo importante es elegir la dimensión adecuada para el ambiente y también el material ideal según el uso que vaya tener. Son elementos decorativos bienvenidos en ambientes interiores y exteriores y pueden ser usadas solas o sobrepuestas, creando composiciones muy entretenidas.

Al final, ser fiel a tu “estilo”. Hoy hay mucha información y referencias de diseño disponibles, lo que es muy bueno, pero a veces puede hacer que nos confundamos y terminemos con mezclas, modas y excesos que no aportan mucho a la calidad del ambiente y nos alejan de lo que inicialmente buscábamos. Para mi no hay nada más satisfactorio al terminar un proyecto que poder decir que “ficou com a cara do dono(a)”.

 

 

graafreitas@gmail.com

@gfreitasstudio

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

Fernanda Saldivia, artista visual: “Quiero que cada persona encuentre algo propio dentro, que te llene un poco el corazón, que alivie”

Read Next

Taller de piedra reconstruida: Pilar Echeverría nos abre las puertas de uno de los lugares más especiales en su vida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *