• agosto 14, 2022

Alejandra Bosch, arquitecto paisajista “En mis paisajes y jardines procuro la mayor biodiversidad”

SONY DSC

Fue cuando estudiaba arquitectura en la PUC, que la paisajista Alejandra Bosch Kreis, descubrió a dónde enfocaría su quehacer. “Durante toda mi carrera me encantó la arquitectura, el urbanismo y los temas territoriales. Me apasiona la interacción entre la ciudad y sus espacios públicos, lugares en los que se puede disfrutar gratuitamente la vida urbana.  El crear ciudades con espacios de calidad y en vinculación con la naturaleza, como se puede apreciar en Paris, Nueva York o Berlín, donde existe ese real vínculo entre naturaleza y ciudad”.

En 2007 partió a Inglaterra junto a su marido, Arturo Lyon, donde se tituló en Master in Arts, en el Landscape Urbanism, Architectural Association. “Me quedé trabajando allá, que en ese tiempo era uno de los lugares más vibrantes en arquitectura. Importantes y reconocidas oficinas de arquitectura y paisajismo estaban realizando grandes proyectos”.

 

“Al terminar mi especialización, entré a trabajar a la oficina de arquitectura experimental Groundlab. Me tocó rediseñar una ciudad China muy cerca de Hong Kong y Shenzen. Fue una experiencia increíble, participé haciendo desde los primeros esquemas hasta el proceso de participación ciudadana. De vuelta en Chile, abrimos junto a mi marido una oficina de arquitectura y paisajismo, Lyon Bosch + Martic, a la que posteriormente se sumó el arquitecto del paisaje Danilo Martic. Nuestra oficina se dedica al desarrollo profesional de proyectos en múltiples escalas, que buscan responder de manera creativa a cada encargo y su entorno. En general, son proyectos que tienen que ver con desarrollo de espacios públicos”, explica y es por ello que parte de su trabajo lo dedican a Concursos locales e internacionales.

 

En 2015, ganaron el Concurso internacional de renovación del Eje Alameda Providencia, una de las vías más importantes de la Capital y que, con distintos nombres, cruza la ciudad de oriente a poniente. Con la propuesta “Paseo Cívico Metropolitano”, la oficina chilena Lyon Bosch + Martic Arquitectos,  junto a la oficina de diseño urbano Groundlab Landscape Urbanism (Reino Unido-China), y asesores de presencia mundial, se adjudicaron el primer lugar para remodelar los 12 kilómetros del eje Alameda-Providencia y darle un espacio al peatón y al ciclista, así como proponer la arborización de la principal arteria vial de la capital. “Es un proyecto que necesita una fuerte voluntad política y coordinación entre varios organismos públicos por lo que se fue entrampando, pero no pierdo la fé en que se haga. También ganamos el concurso del Parque Metropolitano Sur en 2016 junto a Teodoro Fernández Arquitectos y Urbana ED, un proyecto que mejorará la calidad de vida a muchas personas a través de un gran parque urbano en el sur de Santiago. Fue un trabajo muy intenso, con mucha participación ciudadana”, recuerda Alejandra.

 

 

Las Majadas de Pirque es otro proyecto de gran envergadura que lidera desde 2011. “Tengo un vínculo muy profundo con el parque, es un patrimonio natural importante que plantó  Guillermo Renner a principios del SXX, con una gran diversidad de árboles de todos el mundo y que hoy han alcanzado un gran tamaño. El parque recibe muchas visitas, y tiene que ser capaz de acoger nuevas actividades y por eso tenemos que protegerlo y mantenerlo por 500 años más”.

 

Parte del proyecto incluyó la restauración del Palacio Las Majadas, fuertemente dañado con el terremoto de 2010, a cargo del arquitecto Teodoro Fernández.  El proyecto incorporó un Hotel de sólo 50 habitaciones, entre otros espacios, cada una con vista al parque, y  un primer piso despejado que se integra al parque, diseñado por su marido y socio, Arturo Lyon.

 

El gran parque tiene más de mil árboles de diferentes especies de cientos de años. “Hicimos un levantamiento exhaustivo de todos los árboles que había. Recuperamos la estructura del parque poniendo en valor los árboles centenarios,  remplazamos áreas de pasto por cubre suelos, arbustos y zonas de gravilla. Además, restauramos el sistema circulación y el sistema de riego, adecuándolo a estos tiempos de sequía. El proyecto de restauración  fue entre 2013 y 2016, pero hoy seguimos en la coordinación del equipo de jardinería para mantener todo lo que se ha hecho, así como incorporar nuevos programas. Lo que hicimos fue pensar de qué forma podíamos dar sustento a este espacio y hacer un parque sustentable hacia el futuro”.

 

 

Viendo Las Majadas de Pirque y entendiendo que el Paisajismo es una obra de arte, ¿de dónde viene tu Inspiración?

La inspiración está en lo que nos rodea. No es necesario inventar. sino que usar las referencias del paisaje natural que nos rodea. En Chile somos privilegiados. Tenemos una variedad de paisajes y estímulos visuales que no muchos lugares tienen. La Cordillera y el sur exuberante. Y el norte, con su vasta extensión, su paleta de colores, texturas, contrastes, una combinación de oasis y el desierto absoluto. Y en Santiago, tenemos la cuenca del Río Mapocho, que es tan linda como los jardines del  Highline en Nueva York, que diseñaron de manera de hacerlo ver natural. Nosotros aquí lo tenemos natural.

 

Sobre la tendencia hoy, Alejandra nos cuenta que “me encantó ver la muestra del Chelsea Flower Show en Londres este año, donde los  ganadores fueron proyectos de jardines naturalistas donde conviven armónicamente plantas que generan ambientes favorables para abejas, mariposas y otros insectos benéficos. Estos jardines no solo son estéticamente muy bonitos, sino que son un aporte para la biodiversidad en las ciudades. Esto está en total sintonía con lo que se ha estado haciendo en Providencia y Vitacura por ejemplo, asesorado por grandes profesionales, donde están sacando áreas de pasto y plantando arbustos y flores con menos necesidad de agua y muchísimos beneficios para el ecosistema. Son jardines que se llenan de flores, hay menos plagas, no requieren fumigar porque la naturaleza es la que hace el trabajo. Y también requieren menos mantención”, destaca.

Otro proyecto que “me tiene muy entusiasmada”, explica Alejandra, lo está desarrollando  en su oficina junto a Cristóbal Tirado, Alberto Moletto y Sebastián Hernández. Se trata del Centro Antártico Internacional, una edificación en Punta Arenas para la innovación e investigación en la Antártica. “Es un proyecto que mezcla lo profesional y la academia e investigación. El diseño considera un bosque milenario al interior del edificio. Se elaboró para este proyecto junto al INACH, un listado de aquellas especies que habían estado presentes en la Antártica previo a la glaciación y que se dispersaron por el mundo. Para ello, proponemos traer plantas endémicas de Australia, Nueva Guinea, China, Nueva Caledonia, junto con plantas del bosque templado frio chileno. El proyecto, que se convertirá en puerta de entrada a la Antártica, considera adecuar térmica y lumínicamente las condiciones de origen de las plantas para que puedan crecer en Punta Arenas”, enfatiza.

¿Cuáles son los elementos que destacan en tus propuestas?

Para mi es fundamental entender como los paisajes se insertan en un contexto mayor, un sistema ecológico que los influye y los transforma desde el inicio. El desafío es pensar ese momento inicial con todos los componentes para permitir un desarrollo pleno, pensando lugares para la vida humana, la ecología y la biodiversidad.

En mis proyectos procuro promover la mayor biodiversidad posible, que la estacionalidad del año se vea reflejada en el jardín; los colores rojos de otoño, la floración al final del invierno y la primavera. Esto permite por un lado tener siempre algo atractivo que ver, pero también entender el comportamiento cíclico de la naturaleza.

 

 

Actualmente, dedica parte importante de su tiempo a la academia como jefa del magíster en arquitectura del  paisaje en la PUC. “Además de desarrollar proyectos, cumplo un rol formativo de los nuevos arquitectos paisajistas. Soy muy apasionada con la enseñanza y  creo que es necesario divulgar la disciplina que va mucho más allá de hacer jardines. Me encanta lo que hago y lo hago con mucho cariño, vibro con lo que hago”.

 

Más información:

@aboschk

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

“Siempre estás pensando en crear un jardín donde el espectador tenga la idea de que está viendo un paisaje”

Read Next

“Me inspira la irregularidad, lo maravilloso de lo imperfecto”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *