• mayo 19, 2024

VIÑA LA PLAYA HOTEL & WINERY – Una experiencia enoturística y gastronómica de lujo

El hotel, situado en pleno Valle Colchagua y rodeado de viñedos, presenta una arquitectura colonial única.

 

Por Gabriela Hales

 

DCIM100MEDIADJI_0287.JPG

 

El edificio de estilo colonial que acoge a Viña La Playa Hotel & Winery, se encuentra inmerso en un viñedo de 100 hectáreas, principalmente Carmenere, la cepa emblema del valle de Colchagua, rodeado de plantaciones que se aprecian desde el momento que se atraviesa el gran portón de entrada.

Este espacio único está a tan sólo 22 kms de Santa Cruz y a orillas de la rivera del Río Tinguiririca, el principal del Valle de Colchagua. Y para llegar a este fascinante lugar, ubicado a 180 km al suroeste de Santiago, en auto son aproximadamente dos hora y media y en avión, 35 minutos. Y para ello, el hotel ofrece una pista de aterrizaje, para aviones y helicópteros.

En la casa colonial de dos pisos, techos de tejas de barro y pasillos perimetrales que conectan espacios interiores con la naturaleza, encontramos 11 encantadoras habitaciones cálidamente decoradas con terrazas y grandes ventanales con vistas a los exuberantes jardines, brindando la comodidad y tranquilidad necesaria para conseguir el relajo después de llegar de la ciudad.

El hotel ofrece además diversas actividades, como tours guiados y una oferta gastronómica con productos finamente seleccionados para lograr deliciosas preparaciones, maridándolos con los espectaculares vinos de la viña.

Conversamos con Nicolás Sutil Condon, presidente de Top Wine Group, matriz de la empresa vitivinícola familiar, quien desde 2019 está a cargo del hotel enfocado en la experiencia, un enoturismo sustentable, lo que incluyó un cambio de imagen. Una propuesta de valor enfocada en los clientes que da de qué hablar, y eso lo saben las más de 300 personas que mes a mes, se hospedan en el hotel.

 

 

¿Viña La Playa Hotel & Winery es uno más de tus nuevos desafíos?

Sin duda. Desde que me incorporé a trabajar con la familia, dedico parte importante de mi tiempo al negocio Vitivinícola en la producción de uvas propias y de terceros, para la elaboración de nuestros vinos Sutil, La Playa y Chono, en nuestra bodega ubicada en Colchagua, a pocos metros del Hotel.

Es un proyecto que familiarmente nos encanta. Nos permite disfrutarlo y compartirlo con las personas que nos visitan, en especial los “wine lovers”. Menciono “compartir, una de las razones de porqué mi padre y socios, decidieron emprender este proyecto hace más de 20 años.

 

¿Cuáles son los cambios que se han generado en el manejo del hotel?

Lo primero que hicimos fue empujar la inclusividad, con rampas de acceso para acceder con facilidad a los diferentes entornos del hotel (interior y exterior) y que huéspedes en silla de ruedas o con coches de niño, puedan circular cómodamente. Lo segundo fue crear una “Spa Room”, para que nuestras visitas descansen y disfruten de reconfortantes masajes.

En materia deportiva, creamos un “Trail ” en forma de 0 inclusivo de 4k, para que quienes nos visitan puedan hacer deporte o bien, salir a caminar disfrutando del entorno.

En Gastronomía, el “centro” es el vino, para lo que diseñamos una carta con maridaje perfecto, entre nuestro chef y la Enóloga, Pamela Avilés. También incorporamos Sommelier, lo que permitió enamorar a nuestras “visitas” en el apasionante mundo del vino.

 

En Sustentabilidad, nos enfocamos en el manejo de residuos, incorporando reciclaje de desechos orgánicos e inorgánico. Destaca el uso de la lombricultora para los desechos orgánicos gastronómicos del hotel, que se convierten en “te de compost” y “humus”, que usamos como “nutrición” para los mismos viñedos, con lo que empujamos la circularidad.

 

 

¿Cómo nace Viña La Playa, convirtiendo una casa colonial en un hotel, en términos de adecuación y decoración?

Comenzó en 2002, liderado por Juan Sutil Servoin, Diego García de La Huerta Sutil y una familia socia de Napa Valley, California. Los motivó el hermoso entorno, que era un buen complemento para la bodega de Vinos y una forma de aportar a la cultura del vino.

Mi padre consideraba clave que el Hotel recogiese la arquitectura patrimonial de Colchagua, es decir, corredores amplios y abiertos, tejas de barro, materiales nobles, jardines alegres y coloridos. Andrés Balmaceda lideró el proyecto arquitectónico. En el diseño de Interiores trabajó mi madre, María Isabel Condon Vial, mi tía Carmen Sutil y jacqueline O´Ryan. En el parque y jardines trabajaron junto a la paisajista, Paula Rodríguez.

 

¿Qué ofrece este hermoso lugar para que el huésped regrese y lo tenga como uno de sus destinos preferidos?

Lo primero y más importante, es el servicio personalizado, amabilidad y profesionalismo del staff. Sabemos que es muy valorado por nuestros huéspedes y determinante. En los años de experiencia enoturística, sabemos que puedes tener la mejor infraestructura, paisajes, tours, el mejor vino, pero si el nivel de servicio no es TOP, estás perdido.  Existen familias que año a año “cierran” nuestro hotel para una estadía “privada”. Reservan las 11 habitaciones y todos los servicios exclusivos para ellos. Esta es la mejor muestra de que lo estamos haciendo bien.

 

 

Experiencia enoturística y gastronómica. ¿Puedes profundizar en esta experiencia?

La experiencia enoturistica consta de actividades dentro y fuera del hotel. El tour preferido es el “tour de Bodega”, que consta de una visita guiada por el sommelier donde se visita el proceso de guarda de vinos finos, de envasado y vinificación.

Tenemos el tour de Jardín de Variedades, donde presentamos las 11 variedades de uva, lo que permite conocer los tipos de hoja, uvas y colores. También contamos con calicatas subterráneas, donde los huéspedes conocen los suelos arcillosos y profundos de Colchagua, y degustaciones dentro del hotel, en especial el “Icon Tour”, que se desarrolla en la “cava subterránea familiar”, para degustar los mejores vinos Sutil y La Playa

La experiencia gastronómica se divide en cuatro. La primera, en el restaurant Tinguiririca, con platos típicos de origen local, con énfasis en maridajes entre vino y comida. El restaurant cuenta con terraza y un bello salón interior del hotel con vista al parque.

También contamos con el “pícnic La Playa”, que considera detalles como una canasta de mimbre, mantel a cuadros, botella de vino a elección, frutos secos y tabla de quesos, pudiendo las visitas instalarse donde gusten en el gran parque.

Los “asados de cordero al palo” y también “asados al fogón” son un clásico en el quincho. Por último, el “Pool & Game Bar”, con una mesa de pool Inglesa de 100 años de antigüedad,  parte de la historia familiar, además de mesas de juego, donde los visitantes  pueden disfrutar de cocktails, vinos y aperitivos varios.

 

 

¿Qué novedades tienen para este 2023?

Incorporaremos un “sunset”, para disfrutar los hermosos atardeceres de Colchagua, que considera una laguna inmersa en el jardín de variedades para disfrutar vinos, tranquilidad y belleza escénica.

Otra novedad es la remodelación del “wine store”, que incluye la paleta de vinos completa de Sutil y La Playa, productos de emporio como Miel y Mermeladas naturales producidas localmente, entre otros. También incorporamos marcas de ropa outdoor Kuhl y Proens para ofrecer productos que puedan complementar la necesidad de los huéspedes.

 

 

Para más información:

www.hotelvinalaplaya.cl

@hotelvinalaplaya_

+569 72 290 16 38 | +569 3459 17 19

Fundo San Jorge, Peralillo, Santa Cruz, Colchagua.

 

 

 

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

Hotel Las Majadas, Valle del Maipo – Un destino único y un mundo de experiencias, descanso e inspiración.

Read Next

Mariano Salvador, gerente de Renaissance Santiago Hotel – Para disfrutar los días de verano en Santiago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *