• marzo 5, 2024

Mujeres Empresarias – Carolina Eterovic y Francisca Valdés, Directoras de ME

Fue hace 22 años que Carolina Eterovic y Francisca Valdés fundaron Mujeres Empresarias, una organización que se ha ganado el reconocimiento por su aporte al desarrollo profesional de mujeres, conectándolas en el mundo empresarial, potenciando redes de contacto y algo fundamental, el intercambio de experiencias y colaboración, que permite ampliar su presencia en un mundo que era distinto a lo que podemos ver hoy. “Nos surgió la idea de apoyar, promover y visibilizar el rol de la mujer en el mundo laboral, tanto a las emprendedoras y empresarias, como a las ejecutivas que trabajan en empresas desarrollando una carrera profesional en ellas. Nuestro objetivo siempre fue trabajar para construir y conectar los espacios de desarrollo profesional para mujeres en el mundo empresarial, generar oportunidades y lograr desarrollar redes entre ellas y con el ecosistema emprendedor y empresarial”, nos comenta Carolina Eterovic.

 

Sin embargo, el camino no ha estado exento de desafíos y tampoco se ha alcanzado un nivel que iguale a hombres y mujeres en términos de responsabilidad, reconocimiento y salarios.

Conversamos con las Directoras de Mujeres Empresarias, Carolina Eterovic y Francisca Valdés, sobre esto y más.

 

 

¿Cuál creen es el rol de las Mujeres en el mundo gremial?

En Chile, el rol de las mujeres en el mundo gremial ha ido evolucionando y ganando importancia en las últimas décadas. Todavía existen desafíos y barreras por superar, pero cada vez son más las mujeres que se involucran en este ámbito, participando de diversas maneras y aportando desde diferentes organizaciones.

Las mujeres han empezado a ocupar posiciones de liderazgo en el mundo gremial, lo que demuestra su creciente presencia en la toma de decisiones y en la representación de distintos sectores de la economía chilena, aportando desde otra mirada. Sin embargo, aún queda por hacer.

 

Después de todos estos años, ¿cómo ven su aporte?

Hemos visto y participado de la evolución de la mujer en el mundo del trabajo. Sus avances a veces más rápido, otros más lentos, han marcado el rol femenino en lo laboral, con una creciente participación en directorios y alta dirección, así como en diferentes roles, porque hoy la mujer está prácticamente en todas las industrias y emprendimientos cumpliendo con éxito. Somos testigos activos de cómo se ha empoderado económicamente, moviendo la aguja en el equilibrio del mercado laboral, empoderamiento que, desde nuestra experiencia y conocimiento, se debe al rol que se da al aprendizaje y capacitación, el esfuerzo constante, la capacidad y el talento, como también el haber sido capaces de superar barreras, permitiendo que las habilidades y competencias estén en igualdad de condiciones.

Desde ME hemos trabajado fuertemente el networking y la formación continua, donde destaca el Programa BOW que surge como una necesidad de profundizar e incorporar nuevos conocimientos para desempeñarse de manera efectiva en Gobiernos Corporativos y alta dirección. Hemos generado estudios tremendamente valiosos sobre esta evolución, donde destacamos el Ranking IMAD (Índice de Mujeres en Alta Dirección), midiendo y aportando con esto a políticas públicas y al mundo privado. Son datos que representan nuestra realidad y que permiten entender las acciones que mejor funcionan y el impacto que generan, así como la transferencia de conocimiento.

 

 

¿Cuál creen es el desafío que queda para las futuras generaciones Mujeres Empresarias?

Fuimos pioneras y visionarias, al ser la primera organización en Chile que habló del empoderamiento laboral femenino, con una misión social y económica de relevancia como es la visibilización del talento y la capacidad de la mujer en el mundo del trabajo, la empresa y el emprendimiento.  Uno de los desafíos más importantes para las futuras generaciones es continuar en la tarea de lograr una igualdad de oportunidades real en el mundo empresarial.

Otro, es el de adaptarse a un mundo empresarial cada vez más globalizado y tecnológico, cambiante y desafiante. Las mujeres del futuro deberán estar preparadas para enfrentar nuevos desafíos y oportunidades, como la digitalización de los negocios, la inteligencia artificial y la automatización.

Por último, mantener el equilibrio entre su vida profesional y personal, ya que todavía se espera que las mujeres desempeñen un papel más activo en el cuidado de la familia y el hogar versus lo que se espera socialmente de los hombres en el desempeño en el hogar. Es importante existan políticas que promuevan el equilibrio entre su vida laboral y personal, la corresponsabilidad así como la flexibilidad laboral y el trabajo remoto.

 

Para más información:

www.me.cl

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

MILENA BENEDETTO GAULE “Desafíos de Mujer”, su primer programa radial dedicado a las mujeres y a los derechos de la mujer

Read Next

NINEWEN LODGE, Hotel en Pucón Lujo y tragos de autor en medio de Los Nevados de Pucón

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *