• septiembre 26, 2022

La ruta de los palacios – Estudio Brugmann – Guardianes del Patrimonio

En el mes del patrimonio, quisimos hacer un recorrido por los palacios que podemos encontrar en el centro de Santiago, estas construcciones , en su época, plasmaron las aspiraciones de la burguesía chilena que quería tener Europa un poco más cerca, permitiéndonos hoy admirar y apreciar estas grandes casas de diferentes estilos, pasando de un castillo escoses en plena calle monjitas, hasta una réplica de la Alhambra, en calle compañía, convirtiendo a nuestro centro en un verdadero museo al aire libre.

Para saber más de estas edificaciones, entrevistamos a unos expertos en esta materia,  Los Brugmann, ellos han convertido a estos palacios chilenos, en su pasión.

 

 

El estudio Brügmann es una plataforma de investigación y difusión de cultura y patrimonio chileno creada el 2010. Está encabezado por Fernando Imas Brügmann, productor de eventos, Licenciado en Conservación de Bienes Culturales y con un posgrado en Gestión Cultural y Comunicaciones en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Argentina. Y Mario Rojas Torrejón, con estudios en derecho, dibujante autodidacta, Conservador de Bienes Culturales y diplomado en investigación fotográfica de la Universidad de Buenos Aires.

Fernando y Mario nos cuentan que “desde 2010  el estudio Brugmann ha liderado diversas iniciativas culturales, que abarcan la restauración de piezas artísticas; el estudio de la historia arquitectónica local; la documentación fotográfica; y el rescate de la memoria social, principalmente de los siglos XIX y XX. Nuestro trabajo se ha materializado en charlas y conferencias; en la labor docente; exposiciones en Chile y el extranjero; también en la realización de numerosas publicaciones, muchas de ellas de carácter gratuito y de acceso público, como parte del compromiso para incentivar el conocimiento y valoración del patrimonio en la ciudadanía”

 

 

 

“Hemos desarrollado importantes trabajos, como: La realización de la investigación histórica del Palacio Pereira en 2011 y la documentación del Palacio Vergara de Viña del Mar, exposiciones fotográficas en el Centro Cultural Estación Mapocho y en la Corporación Cultural de Las Condes;  incluso hemos expuesto nuestro trabajo en el extranjero en las ciudades francesas de Chambéry y Paris; y en las universidades de Weimar y Dessau, en Alemania, como parte de la comitiva chilena de expertos que viajó a Europa para conmemorar los 100 años del movimiento Bauhaus”

Autores de 10 libros, entre los que se encuentran: “Palacios al norte de la Alameda” de ARC Editores; “Retratos de Hombre 1840-1940” editado por el Museo Histórico Nacional; “Santiago Caníbal” de RIL Editores; y la trilogía de pockets books creadas junto al Ministerio de las Culturas, tituladas “La Ruta del Cité”, “La Ruta de Chillán” y “La Ruta de los Palacios”, que ofrecen un entretenido recorrido cultural para conocer distintos aspectos de nuestro patrimonio.

 

 

De este último libro, nació el proyecto de esta dupla que más interés ha causado en la gente.

“Del libro la Ruta de Los palacios surgió un city tour, dirigido por nosotros, donde llevábamos a las personas a visitar diferentes palacios del centro de Santiago, y que desafortunadamente debió hacer un alto, debido a la pandemia”

Como hoy es imposible hacer este atractivo recorrido, los invitamos a través de estas páginas, a redescubrir algunos desconocidos palacios de nuestra capital, de la mano de los mayores conocedores de estas verdaderas obras de arte.

 

 

“El palacio Pereira fue construido en 1872 por el arquitecto francés Lucien Hénault, el mismo autor de la Casa Central de la Universidad de Chile. Lo encargó el matrimonio conformado por el senador Luis Pereira y su esposa, Carolina Iñiguez, famosa por su carismática personalidad capaz de reunir en su salón a los adversarios políticos más enfrentados. Su casa simbolizó una novedad arquitectónica: se alejó del tradicional patio central, y se distribuyó en torno a una galería vidriada con forma de cruz latina, donde se accedía a los salones azul, rojo, lila, a la capilla privada y a un pequeño invernadero con molinos de agua. El palacio estuvo abandonado por décadas, y tras su compra por el Estado, fue rehabilitado para acoger al Servicio de Patrimonio Cultural y el Ministerio de las Culturas”

“El palacio Subercaseaux fue diseñado por el arquitecto Miguel Ángel de la Cruz en la calle Agustinas, para Francisco Subercaseaux, quien luego de una larga estadía en Europa decidió volver a Chile en 1903. Intentando convencer a su esposa, Juana Browne, quien era una experimentada pianista; ordenó que el salón de música enfrentara la fachada del Teatro Municipal, para que así, ella no se sintiera tan alejada de Paris cuando tocara el piano. La mansión despliega en sus salones el estilo Luis XV, con grandes salones y un foyer de doble altura iluminado por vidrieras con vitrales traídos de Bélgica. Hoy es el Club de Oficiales de la FACH, y antes de la pandemia, era uno de los imperdibles del Día del Patrimonio.”

“Menos conocido es el palacio Larraín,  que encargó el matrimonio entre Carlos Campino y Trinidad Irarrázaval en plena Alameda; diseñado en 1912 por los arquitectos Alberto Cruz Montt y Ricardo Larrain Bravo. Su acceso se hace mediante una escalinata de mármol, cuyos muros están decorados por una alegoría del pintor Carlos Alegría; mientras que su salón principal, es de doble altura e iluminado por una claraboya. Posteriormente, la propiedad se convirtió en residencia de Juan Antonio Ríos, presidente de Chile entre 1942 y 1946. En la actualidad el palacio pertenece a la Asociación de Pensionados de las Fuerzas Armadas, entidad que lo conserva en excelentes condiciones.”

“Por último, el Palacio Herquíñigo Penna en la esquina de Av. República y Grajales; diseñado por el arquitecto Ricardo Larraín Bravo en 1919, para el diputado Alejandro Herquíñigo y su esposa Malvina Penna. Lo que más llama la atención, además de su arquitectura neoclásica, es la variedad de vitrales que se encuentra en su interior, iluminando el acceso principal; la caja de la escalera y el foyer, que tiene doble altura y está rodeado por columnas. No deja de ser también especial, la salida al jardín del palacio, compuesto por un pórtico en media rotonda, desde donde surge una escalinata imperial. Hoy el palacio es un centro educacional.”

 

 

Para Mayor información sobre estos destacados profesionales conservadores puedes encontrarlos en:

 

@brugmann_ restauradores

mail:contacto@brugmann.cl

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

Autofit: “Nuestra empresa es la alternativa perfecta para quien necesita un servicio rápido, de calidad y cómodo de desabolladura y pintura para su auto”

Read Next

Mathias Klotz y su trabajo en el extranjero: “Uno no decide comenzar a trabajar afuera las cosas van siguiendo su causa y en mi caso me tocó muy naturalmente”

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *