• septiembre 26, 2022

Beatrice di Girolamo, escultora y pintora: “En la vida una tiene oportunidades y yo sólo las tomo”

Su obra, su casa, su taller, son reflejo del espíritu de la artista.

 

La casa/taller de Beatrice di Girolamo, sorprende. Ubicada en el corazón del Barrio Yungay, es reflejo de su creatividad y de la pasión con que no sólo se expresa, también vive y crea.

Su espacio, que ha ambientado con una creatividad que cautiva, es parte de la ex fábrica Caffarena, en Cueto, esquina Compañía. Un espacio amplio, separado con muebles antiguos de gran formato, de diversos estilos y a los que su dueña les puso nombre. Se pueden ver armarios art decó combinados con mobiliario más contemporáneo. Y por supuesto, todo complementado con sus obras, terminadas, y otras que sólo están de prueba, como parte del proceso creativo que realiza en cada una. Como destaca di Girolamo, “es una casa sin decoración, con maquetas, bocetos, obras en el piso”.

Y la cocina, una envidia, un espacio amplio que se aprecia desde que uno entra a la casa. El piso al estilo tablero de ajedrez, con una gran barra que le da el toque final. Como foco de atracción, fue armada con una vitrina antigua, original de la tienda caffarena. “Esta es mi casa/taller de mi infancia”, recuerda.

Conversamos con la artista de ascendencia italiana, para conocer más acerca de su obra, pero también del nuevo proyecto que la tiene encantada, su panadería Selvaggio, que abrió en marzo de 2021, a pasos de su casa, en Calle Huérfanos. Un imperdible que les mencionamos luego de haber probado cinco de sus 10 especializades de pan elaborado con masa madre, entre las que destacan la baguette de chocolate con naranja confitada. ¡Un imperdible!

“En la vida uno tiene oportunidades y yo sólo las tomo”, explica la artista sobre cómo surge su panadería. “La vida a veces es tediosa y aburrida, monótona, pero hay que estar atenta al tren de la oportunidad. Y así fue. Me metí al pan desde el arte. De niña veía a mi nonna Elvira y a mi madre Marta amasar y yo también amasaba, ahora lo hago menos porque me dedico más al arte. Le preguntamos cómo combina su arte con su panadería y responde, “es una sola cosa, la cocina, amasar, el arte. Es una proyección de mi obra, porque mi trabajo es en equipo, para hacer grandes proyectos, necesitas equipo”.

 

 

¿Qué es Selvaggio?

Para mí, es arte. Es más que una panadería/pizzería. Lo que le vendemos a nuestros clientes es una experiencia. Cuando niña la nonna decía “se come también con los ojos”, pues es muy importante la presentación, por eso ponemos mucho cuidado en los cortes y cada detalle del pan y la pizza. Selvaggio no está separado de mi arte. Y el pan se exhibe como en un museo.

Tenemos muchos clientes que vienen o les entregamos por Delivery, de todas las edades. Hay un cliente que viene todos los días a las 15.00 hrs. a buscar sus dos baguettes. Atendemos bien, de manera cálida, elegante, cada detalle es importante y estamos aquí para la gente. Los vecinos nos cuidan porque somos la panadería boutique del barrio, somos diferentes, no somos una bakery. En la mañana somos panadería y en la tarde somos pizzería. También tenemos, café y ofrecemos panini y rotoli.

En los últimos años, realizó uno de sus proyectos más emblemáticos, en el Metro de Santiago, en la estación San Alberto Hurtado en la línea 1. Son cuatro murales en los que trabajó junto a la comunidad de Estación Central. Los vecinos me donaron objetos para ellos importantes que pudiéramos usar como materialidad en las obras. “Es un proyecto que nos permitió sacar el arte y llevarlo a la calle. Me cambio la vida, fue un proyecto colaborativo, muy social, trabajar con la comunidad. Las personas lo hacen propio, lo validan y por lo tanto lo cuidan. Así con la memoria construyes patrimonio futuro”.

Zona de artistas

El barrio donde se instaló Beatrice es un sector donde viven y trabajan muchos artistas. Y las dimensiones de los espacios se avienen de manera perfecta con lo que buscaba, tener el mismo lugar casa y taller, como fue siempre con su padre, Vittorio di Girolamo.

“Esta casa es de 1920, eran bodegas. Una amiga me comentó que estaba disponible, lo vine a ver y me quedé. No me quise venir sola. Mis amigos de Mutt Gallery, a quienes les pidieron su casa en Manuel Montt, se vinieron conmigo. Somos 14 artistas, nueve sólo vienen a trabajar y cinco vivimos aquí”. Y así tomó esta nueva oportunidad.

“Soy una máquina, trabajo de lunes a lunes, mi obsesión es mi gran motor. Trabajo en el hacer, en la prueba y el ensayo. Siempre estoy haciendo cosas, me falta la reflexión, pero creo que en el hacer uno encuentra más que buscar, creo que el ocio no es descanso, sino que es creación”.  Y en mi casa, hago mucho, lámparas, pinto muebles, transformo espacios. Eso era muy de mi papá, crear en el ocio y en hacer cosas. Y mi mamá, una mujer de taco aguja y taladro en mano que me llevaba a las ferreterías y me explicaba la manipulación de los materiales. Los niños crecen mirando y así aprendí”.

 

 

¿Cómo describes tu obra?

Es un trabajo muy geométrico. De mucha observación de la luz que atraviesa un cuerpo arquitectónico. Soy escultora y pintora a la vez, hago construcciones al muro y mis obras son de grandes dimensiones.

Y sobre las materialidades, principalmente uso maderas acerradas, encontradas y también de roble tostadas para macerar. O también vestigios de una vivienda patrimonial, puertas quemadas y latones.

Ahora estoy trabajando en la serie “Artífices de la Luz”,  observación de la sombra que proyecta una figura de fierro geométrica donde la multiplicidad de sombras y proyecciones que vemos al mismo tiempo se aproxima a mi propia realidad porque hago muchas cosas a la vez. Una es la sombra real y las otras están dibujadas así no sabes cuál es real y cuál no, entonces se produce una trampa al ojo.

Esperamos verla pronto.

 

Para más información:

@beatricedigirolamo y @panaderia_selvaggio

 

 

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

Julio Maturana, Decorador de Interiores: Un mueblista pura sangre

Read Next

María Elena Guzmán, artista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *