• marzo 5, 2024

DANIELA ZEPEDA, Artista Visual y Decoradora – La Artista del Alma que cambió su destino

Por Karina Arrepol Miranda

 

Contenido destacado: Yo me considero más creativa que productora en serie, por lo que mi motivación diaria, siempre es ¡innovar!”

 

Para Daniela Zepeda, el arte formó parte de su vida desde pequeña porque su familia se dedicaba a las manualidades. Su abuelo y hermana eran pintores. Es decoradora de profesión y ejerció en varias empresas; no obstante, sentía que su quehacer le quedaba pequeño puesto que su creatividad era muy grande. Es por ello que desde hace seis años se dedica a tiempo completo a su pasión: el arte de crear corazones en papel maché. Pero también produce ilustraciones digitales; y el motivo de hacerlas viene de una conmovedora historia. Los invito a conocer el trabajo de esta autodenominada, “artista del alma”, que sé, les va a encantar.

 

 

El inicio de su romántica pasión

Su relación con las artes visuales comenzó explorando múltiples técnicas como óleo, acrílico, ilustración, collage y grabado y así nos señala enfática.  Cada nueva técnica me enamoraba y convencía más. Así me fui concentrando en probar nuevas mezclas y en crear un proceso que ha durado años”.

 

“Mis primeras creaciones fueron mis muñecas de papel. A medida que fui creciendo, busqué siempre aprender diferentes técnicas y mezclarlas entre ellas para lograr la propia. Me inicié en el realismo, que nunca me acomodó del todo;  agradezco haber partido por ahí ya que hay que entender las estructuras para luego desordenarlas, que es lo entretenido”, recuerda.

 

¿Cuáles son los materiales con que trabajas?

 

¡Con todos! Hasta con los que no son para arte. He hecho cuadros con vino, café, maqui, cloro, etc. Me gusta sorprender al observador con cosas no tan obvias, y aunque uno pierde mucho tiempo y materiales en prueba-error, es lejos lo más gratificante. Hoy estoy bien inserta en el papel maché, la cartapesta, y todas las pastas hechas a mano para dar volumen a mis obras.

El milagro que la inspiró…

 

 

¿Puedes contarnos sobre tu otra veta artística, y lo que te motivó a desarrollarla?

Desde el 2004 me dedico a la pintura, y en búsqueda siempre de nuevos desafíos hice un mural de la Virgen de Guadalupe en el estacionamiento de nuestra casa. Mientras lo hacía, le pedía a ella que cuidara a mi hijo menor en su auto ya que él se estacionaba justo ahí debajo de ella. Lamentablemente, él tuvo un accidente del cual salió bien, pudiendo haber sido muy grave. Esto ocurrió un 12 de diciembre, el mismo día de la Virgen de Guadalupe. Por lo que yo asumí que ella me lo cuidó como le pedí. Desde ese día decidí repartir su imagen digitalizada por mí para quienes la necesitaran o quisieran como obra de arte. Rápidamente empezó a escribirme muchísima gente con historias muy lindas relacionada con ella. ¡Hoy es mi obra más vendida!

 

¿Qué logra inspirarte para crear?

 

¡Absolutamente todo! Antes de la tecnología andaba siempre con un lápiz y libreta donde dibujaba lo que veía y me transportaba a alguna idea. Hoy con el teléfono guardo muchas imágenes; un estampado de género, una revista en una sala de espera o un objeto que pasa por mis manos. Luego lo transformo con mi imaginación; así como te contaba que empecé con el realismo y luego lo desordenaba, la inspiración es igual, entra una imagen a tu cabeza y la vas transformando hasta que te fascina.

 

 

Desafíos y ubicación de sus tiendas

Si hablamos de desafíos profesionales, Daniela nos comenta que “en mis piezas de papel maché busco siempre sacar diseños nuevos, modelando y luego realizando mis propios moldes para hacer una fabricación más eficiente”.

 

Crear piezas decorativas, sin atisbo de duda, requiere de una infinita imaginación. El trabajo que realiza esta amante de los corazones requiere de dedicación y mucha inspiración, para ir creando piezas que no se repitan y que logren ser únicas. Verlas es como apreciar un arcoíris entre la lluvia, es como una ventisca de alegría y emociones por doquier, que te invita a sonreír.

 

En Santiago la ubican en @casadominicos, Avda. La Plaza 651, San Carlos de Apoquindo. También en Maitencillo en Avda. del Mar 579.

 

 

Para más información:

 

IG @danielazepedaartista

 

 

 

Carlos Rosenberg

Read Previous

EDUARDO GUIMPERT, Arquitecto – “Acá el ego no debe ser un estorbo. Los arquitectos debemos ser un instrumento, una guía, una luz”

Read Next

HOTEL PALACIO ASTORECA – Un verdadero oasis con historia y encanto

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *